El precioso casco antiguo de Marbella

Por Gilmar 

| 19 Oct

Cuando se menciona la ciudad de Marbella delante de personas que no la conocen, lo primero que seguramente les evoca es una imagen de glamur y de coches deportivos rápidos, de la jet-set echando un vistazo por exclusivas tiendas de diseño de precios desorbitantes… Pero en realidad el auténtico centro de Marbella es su casco antiguo, al que se llega dejando atrás la playa y el Paseo Marítimo, y después cruzando la avenida principal que divide la ciudad.

Marbella centro

Marbella se fundó en el año 1485 después de que la ciudad fuera reconquistada por los Reyes Católicos de los habitantes árabes, que la llamaban “Marbil-la”. El trazado de la ciudad delata su origen árabe, que sigue siendo patente en la actualidad.

Sus callejuelas adoquinadas están adornadas de flores todo el año y dan un toque de color que contrasta con el blanco de las paredes encaladas de los edificios de la zona. Las carreteras están flanqueadas por multitud de tiendas variadas, desde boutiques de lo más selecto o confiterías hasta las que venden artículos para turistas, todas ellas pensadas para los que disfrutan paseando por estas calles.

Sin embargo, la joya de la corona del casco antiguo es la Plaza de los Naranjos. Se trata de una plaza medieval que se erige como la principal atracción de la Marbella histórica. En la actualidad en esta plaza hay muchos restaurantes con sus llamativos parasoles naranja, si bien mirando por encima de estos se puede observar y disfrutar del increíble legado de esta parte de la ciudad. Aquí encontrará maravillosos ejemplos de arquitectura renacentista española como el edificio que alberga el Ayuntamiento de Marbella, la Ermita de Santiago (la iglesia más antigua de Marbella) o la Oficina de Turismo de Marbella, todos ellos disputándose la atención del transeúnte.

Sin embargo, Marbella es mucho más que un museo al aire libre: es una ciudad llena de vida y animada donde la gente vive y trabaja y, por supuesto, abierta a los muchos turistas que llenan sus calles en todas las épocas del año. En ella encontrará una amplia selección de restaurantes que satisfarán a todo gourmet exigente que se preste, además de una amplia variedad de bares donde poder sentarse y ver el mundo y las horas pasar desde esta maravillosa parte del mundo.

Si está interesado en adquirir una propiedad en el casco antiguo o centro de Marbella, contacte con Gilmar.

Propiedades en venta en el centro de Marbella