Guía de los puertos deportivos de la Costa del Sol

Por Gilmar 

| 6 Mar

Con sus 185 kilómetros de litoral mediterráneo, la  Costa del Sol no es solo un lugar de playas de arena y calas rocosas sino también de puertos deportivos de primera categoría.

Por el lado soleado de la vida, Puerto Banús

Los puertos deportivos de la Costa del Sol se extienden casi a lo largo de toda la costa, desde Sotogrande al oeste hasta La Herradura al este. Todos y cada uno de los puertos que hay entre medias tienen un ambiente y entorno muy distintos, así como diferentes servicios reflejo de los alrededores de donde se encuentran,  por lo que proporcionan a la zona una fantástica y amplia variedad de opciones de compras, gastronomía, ocio y por supuesto, de deportes acuáticos.

Puerto Banús

Puerto Banús, el puerto deportivo más famoso de todos los de la Costa del Sol,  es sinónimo de glamur y riqueza. Inaugurado en 1970, es creación del promotor español José Banús aunque fue diseñado por los arquitectos Noldi Schreck y Marcos Saínz al estilo de los pueblos mediterráneos.  Los 915 amarres para embarcaciones de 8 a 50 metros cubren un área de 15 hectáreas que está rodeada de restaurantes, bares, boutiques, joyerías y tiendas de diseño outlets. Desde su lanzamiento  estelar, con el paso de los años y hasta la actualidad es un lugar donde se puede ver famosos o quedarse extasiado mirando maravillosos coches y embarcaciones. Pero  además de eso, Puerto Banús es un puerto deportivo funcional con buenas instalaciones y playas cercanas.

Sotogrande

Otro puerto deportivo glamuroso es Sotogrande, que pese a ello tiene encanto y un estilo discreto. Con 1382 amarres para embarcaciones de 8 a 50 metros, también acoge auténticos palacios flotantes pero es un poco menos ostentoso y más puerto deportivo que Puerto Banús. Los restaurantes, cafeterías, tiendas y boutiques de alrededor rezuman de la elegancia refinada de Sotogrande, haciendo del puerto el centro social de este complejo de lujo. Aquí también se encuentra el bonito  Hotel Club Marítimo de Sotogrande, un establecimiento boutique con mucho diseño y ambiente, además de un bullicioso club náutico con instalaciones de gran categoría y un intenso programa de regatas y eventos.

Puerto de la Duquesa

Situado un poco más hacia el este, entre  Estepona y Sotogrande, está el Puerto de la Duquesa de Manilva. Dispone de 328 amarres para embarcaciones de 8 a 20 metros y rezuma del auténtico ambiente estival de vacaciones del Mediterráneo. La Duquesa es un puerto de ocio sin las pretensiones de los otros que goza de popularidad entre los propietarios de pequeños yates y embarcaciones de recreo, gracias también a sus playas  de arena y a su buena oferta  de bares, cafeterías, tiendas, heladerías y establecimientos de restauración que cubren una amplia variedad de cocinas de todo el mundo. Los restaurantes de pescado de las zonas cercanas son especialmente populares y además hay un campo de golf al otro lado de la carretera.

Puerto de Estepona

Entre el anterior y Marbella se encuentra el puerto deportivo de Estepona, que incluye tanto un pequeño puerto pesquero con excelentes restaurantes de pescado junto al mar como un puerto deportivo con encanto.  Al igual que La Duquesa, es un tipo de puerto sencillo con buenas instalaciones, favoritas entre los auténticos entusiastas de la navegación y de los deportes náuticos y flanqueadas por restaurantes y bares asequibles.  El puerto deportivo de Estepona es el centro de una zona residencial junto al mar muy bonita y situada a tan solo unos minutos del centro histórico de la ciudad.

Puertos de Marbella

La zona del centro de Marbella cuenta con al menos dos puertos deportivos. Uno de ellos, La Bajadilla, en la parte este, es esencialmente un puerto pesquero con un pequeño puerto deportivo adjunto, de una autenticidad muy interesante que poco tiene que ver con el turismo. Sin embargo, incluso el puerto deportivo principal flanqueado por las playas de arena y el Paseo Marítimo de Marbella es un auténtico puerto deportivo donde predominan embarcaciones de pequeño y de medio tamaño y distintos barcos de pesca y lanchas motoras. Es una buena opción para los deportes acuáticos, incluidos los paseos en barcos de recreo y un ferry que opera en verano entre  Marbella y Puerto Banús. No debemos dejar de mencionar su club náutico, con su bonito restaurante y una pequeña zona de ocio que es popular por su ambiente distendido, bares, cafeterías y zonas chill-out.

Cabopino

Quizás Cabopino sea el puerto más pintoresco de todos los puertos deportivos de la Costa del Sol, un pequeño puerto singular que parece que estuviera ocupando un rinconcito escondido en sí mismo. Pese a las masificaciones del verano, que se concentran en las amplias playas de arena, restaurantes y chiringuitos, e incluso la zona nudista cercana, el puerto de Cabopino es más íntimo y tiene mayor encanto, además de presentar una interesante variedad de restaurantes, cafeterías y tiendas que se alinea en torno a su muelle.

Este de Marbella

Hay muchos más puertos deportivo fuera de esta parte principal de la Costa del Sol, comenzando por los grandes puertos de Fuengirola y Benalmádena – este último incluye una gran zona de ocio–, que además cuentan con instalaciones para barcos de vela y grandes palacios flotantes, como el de Málaga, y terminando por Marina del Este, de perfecto estilo mediterráneo y situado en La Herradura. Aquí, rodeado de aguas de un azul intenso, encontrará uno de los puertos deportivos pequeños más lindos del sur de España, flanqueado por un “pueblo” con establecimientos de restauración y cafeterías. El entorno natural es quizás el más bonito de todos, ya no solo para navegar y hacer excursiones en barco sino sobre todo por la posibilidad de poder hacer buceo de superficie y submarinismo.

Propiedades relacionadas