Vivir sano en la Costa del Sol

Por Gilmar 

| 7 Feb

Con unos 320 días de sol al año, la Costa del Sol invita a tener un estilo de vida al aire libre que tiene muchos beneficios sanos. Los residentes de esta zona rara vez se quedan encerrados en casa por culpa del mal tiempo, ya que los días de lluvia son aquí una novedad que incluso se suele celebrar.

Puerto Banús, Marbella

Fuente de imagen Ayuntamiento Marbella

Además, el hecho de que haya más horas de luz al día, comparado con algunos países nórdicos, asegura un mejor pronóstico mental. De hecho, en la costa resulta extraño oír a alguien hablar del trastorno afectivo estacional (TAE) y son muchos los residentes que pasan el invierno en la Costa del Sol precisamente para escapar de los síntomas del TAE. Pero, ¿qué más hay por aquí que mejore la salud personal?

Golf

La Costa del Sol es famosa por sus campos de golf y este deporte asegura que los jugadores pasen tiempo fuera al aire libre y moviéndose, incluso si lo que hacen es más andar que correr por el campo.  El golf también mantiene el cuerpo y la mente ágiles, puesto que los jugadores perfeccionan su swing y desarrollan estrategias para los distintos campos donde juegan.

Tenis

El tenis y el pádel son dos de los deportes más populares de la Costa del Sol y aquí hay muchas pistas donde jugar y muchos clubes de los que hacerse socio. La clemencia de la temperatura en invierno permite que se pueda jugar todo el año, lo cual no es posible en la mayoría de los demás lugares, motivo por el que estrellas de este deporte, como Novak Djokovic, nos visitan para practicar entre torneo y torneo, o simplemente para disfrutar de tiempo de descanso.

Deportes acuáticos

Teniendo el Mediterráneo a un paso y habiendo piscinas en todas las urbanizaciones, además de en las villas independientes, la natación es obviamente un deporte muy popular aquí. Uno de sus beneficios es que lo puede practicar cualquiera, independientemente de lo en forma que esté. El esquí acuático y el pádel surf son también otras maneras de mantenerse en forma, mientras que otra opción que ofrece la zona es aprender submarinismo.

Caminar y running

Se ven muchas personas practicando running todos los días del año. El espacio y el frondoso verdor de muchas zonas lo convierten en una actividad más atractiva y agradable que cuando se practica en entornos urbanos.  Los amantes del senderismo y las personas a las que les gusta caminar están bien abastecidas pues hay rutas por el campo y las montañas adecuadas para distintos niveles de estado físico que están publicadas en distintas páginas web, por lo que resulta fácil realizarlas.

Yoga, Pilates y Gimnasios

Y para los que les gusta ponerse en forma sin salir fuera, hay centros de yoga que ofrecen todos los tipos de disciplinas de yoga que se puedan imaginar.  Tampoco hay que irse muy lejos para encontrar un gimnasio, y hay además una amplia oferta de clases de Pilates, Tai Chi y formas similares de ejercicio.

No se olvide de la equitación, volar en parapente, del surf y otros muchos.  Las oportunidades de estar sano y en forma cuando se vive en la Costa del Sol son inacabables: lo único que hay que hacer es  aprovecharlas al máximo.